Zambúllete, date un baño de alegría

Los corazones siguen latiendo al ritmo de una música pegadiza y un coctel refrescante. Piel de arena tostada por el sol y una sonrisa que ilumina el horizonte. Amor, cariño y la familia sosteniendo ese abrazo portentoso que te ofrece la vida. Eres grande, respiras y das el paso.

 

El entusiasmo navega sin rumbo pintando de colores los vientos, izando velas de alegría y poniendo rumbo a levante. Nadie escapa al magnetismo del cielo, que difuso te coge de la mano para llevarte despacio por aguas de ensueño.

 

La libertad inunda tus sentidos para disfrutar del alma. Los peldaños salvados son un triunfo que saboreas con fruición. No te detienes ante nada y ahora es el momento de zambullirte en la vida más refrescante. Una pausa, una canción, unos labios de pasión y el abrazo furtivo de la noche fresca del estío.

Nunca dejes de caminar, buscando tu horizonte Clic para tuitear

Feliz verano

Sigue adelante siempre porque en tus pasos está la providencia de descubrir lo que consigues, los nuevos retos conseguidos y conocer bellas personas. Sigue tu sendero, déjate guiar por la brisa de tu voluntad porque, y no lo olvides, ¡Eres importante y puedes conseguirlo!.

 

Siempre hay momentos para agradecer estar vivo, disfrutar del instante y vivir los latidos como si fuesen únicos. Verdadero detalles de gran valor ocurren a nuestro alrededor. ¡Procura no perdértelos!

 

Ahora, sin dejar de caminar ni de vivir el momento, a disfrutar del verano. ¡Sumérgete en la vida!

Zumbúllete en la vida, déjate guiar por el corazón. ¡Feliz verano! Clic para tuitear

Pierre-Olivier Bourgeois

 

A %d blogueros les gusta esto: