Mujeres en la Historia

La mujer ha permanecido en segundo plano en muchos episodios de la historia, por lo menos, según nos han contado pero vamos descubriendo, poco a poco, que siempre ha estado en primera línea, luchando, protegiendo, reivindicando o dando su vida por unos principios. Desde las matronas romanas a las sacerdotisas íberas, que daban culto a la Madre Tierra (matriarcal) la mujer ha protagonizado muchos episodios épicos en el camino de la humanidad.

Así, si nos circunscribimos a España, la mujeres española fueron, son y serán de una raza especial, valientes, auténticas y adelantadas, pues protagonizaron muchos hitos que aún se desconocen. Así pocos saben, o sabían, que en el tercer viaje de Colón ya viajaron mujeres que, a su vez, fueron cruciales para la colonización del continente americano pues formaban familias y se esforzaban por labrarse un porvenir digno. Mujeres intrépidas que, por doquier, se embarcaron con audacia y pusieron los cimientos de la civilización americana.

Escritoras, monjas, científicas, navegantes, eruditas, reinas, madres o políticas, grandes mujeres que han contribuido a engrandecer el mundo hispano, la historia de España. Y cómo no, también mujeres guerreras y luchadoras, incluso en primera línea de combate. Tenemos muchos ejemplos como Agustina de Aragón, María Pita, la monja alférez, Manuela de Luna o otras tantas que lucharon por la libertad por su patria. Pero el que más sorprende es el caso de María “la Bailadora”, mujer que luchó en la famosa batalla de Lepanto, se enfrentó sin temor al enemigo y consiguió la admiración del propio D. Juan de Austria.

María la Bailadora

Este épico hecho fue contado en unas crónicas por soldado Marco Antonio Arroyo, testigo presencial de la batalla, y publicada en 1576 en Milán con el título de “Relación del Progresso de la Armada de la Santa Liga” donde cita brevemente el episodio de una mujer española ataviada como soldado y que se coló en la armada, conocida como Maria La Bailadora.

La bella y sentida redacción del soldado Marco Antonio, sobre María “La Bailaora” dice así:

Pero mujer española hubo, que fue María, llamada la Bailadora, que desnudándose del hábito y natural temor femenino, peleó con un arcabuz con tanto esfuerzo y destreza, que á muchos turcos costó la vida, y venida á afrontarse con uno de ellos, lo mató á cuchilladas. Por lo cual, ultra que D. Juan le hizo particularmente merced, le concedió que de allí adelante tuviese plaza entre los soldados, como la tuvo en el tercio de D. Lope de Figueroa”

El porqué no aparece en las crónicas esta anécdota se puede debe a que D. Juan de Austria prohibió expresamente que se embarcasen mujeres en las galeras así que no es de extrañar que prohibiese la mención de este hecho. Gracias a que el soldado Marco Antonio, maravillado por la actitud y valentía de María, recogió sus acciones y peleas en sus crónicas.

Poco más sabemos (y no creo que lleguemos a saber más) de María la Bailadora y dejo a la imaginación del lector, incluso para abrir una línea de investigación. No sabemos porqué luchó y las razones de embarcarse en la Liga Santa: por amor, por sentimiento, por honor… Lo cierto y verdad que ese romanticismo y esa épica de la historia de España nos invita a enamorarnos de esta heroína que luchó como una jabata, esgrimiendo su espada ante el enemigo, en aquella batalla crucial en las costas de Grecia, el 7 de octubre de 1571 ,una batalla que frenó el empuje del imperio turco y el avance del islam.

Sí hubo mujeres en el bando turco, incluso niños, pero todos eran raptados y llevados como rehenes en las galeras. María luchó como un soldado más, sin temer a la muerte, poniendo en jaque a sus enemigos y ganándose el respeto de sus compañeros y jefe de escuadra, el afamado D. Juan de Austria.

La historia siempre nos sorprende y aquí la mujer toma un protagonismo mayúsculo, un protagonismo que siempre ha tenido. Mujeres que marcaron épocas, que dejaron huellas y pusieron cimientos de nuestra civilización. Seguro que aparecerán más relatos como el de María la Bailadora, seguro que aparecen más heroínas. Aquí seguiremos para darlas a conocer.

A %d blogueros les gusta esto: