Superabuelo

La vida siempre nos da sorpresas y sobre todo nos enseña lecciones especiales para seguir avanzando, saboreando el camino y demostrar que el paisaje sigue pese a la negatividad. Me gusta revisar la prensa para descubrir este tipo de historias. Y hace unos días me impactó la noticia y el logro de George Corones, que casi con 100 años de vida, tardó 56,12 segundos en completar los 50 metros libros en loas juegos de la Commonwealth, batiendo el récord del mundo para esta franja de edad.

Este veterano nadador compitió solo pues su único rival era la edad. Y consiguió batirla con facilidad pues con 99 años ha sido capaz de demostrar que la vida aún no termina para él.

George, aunque empezó a nadar desde niño, empezó a tomarse en serio la natación a partir de los 80. Con entrenamiento, entusiasmo y una vitalidad fuera de toda duda, los triunfos empezon a llegar a su vida. De esa forma sorprendió a propios y a extraños pues demostraba, día a dia, sus enormes ganas de vivir y, sobre todo, disfrutar del paisaje.

George no entiende la semana sin sus cinco día de entranamiento, sin su dosis de vitalidad, sin sus ejercicios revitalizantes. Él ha decidido seguir camiando pese a su edad, pese al temporal, pese a lo que puedan decir sus coetaneos. Este australiano no entiende de cheques en blanco, se toma la vida en serio y la piscina es el mejor medio para demostrar que si se quiere, se puede.

Que la edad no sea una excusa

Ahora te toca a ti. No te rindas jamás y decide vivir. Sopesa lo negativo y elige siempre la buena opción. La vida, con sus vaivenes, es un regalo que debemos aprovechar. Que la edad no sea una excusa para detener tu avance, que la edad no te sirva de pantalla, que la edad no te sirva de escudo… sal de tu escondite y disfruta del momento. ¡Y si la suerte te abandona, sigue nadando! George lo sabe bien y se ha aplicado el cuento.

Para ampliar la noticia aquí os dejo el enlace: Nadador de 99 años bate record del mundo

¡Feliz día!

A %d blogueros les gusta esto: