José Luis Rodríguez: deporte y superación

José Luis Rodríguez Rodríguez, alias “El Cano”, es un deportista arahelense afincado en Paradas (Sevilla). Atleta de ultrafondo, lucha cada día para sacar adelante a su familia, pagar facturas e hipotecas, buscar trabajo y, encima, entrenar a diario para participar en las grandes pruebas del panorama nacional, si su bolsillo se lo permite. Pensamientos, superación y deporte.
A pesar de sus más de 350 trofeos, de sus campeonatos de España y numerosos galardones, se las ve y se las desea para seguir compientiendo, para federarse, para comprarse ropa deportiva adecuada e inscribirse en las pruebas. Todo requiere dinero y su familia está antes que su pasión.
Este deportista tardío, puesto que empezó con 33 años y en la actualidad tiene 51, quiere seguir corriendo, desea competir, anhela encontrar una ayuda, un patrocinador, una mano amiga que le de la oportunidad de seguir en la élite de este deporte. No busca sólo palmadas en la espaldas. El movimiento se demuestra andando y, de sobra sabe, que las palabras se las lleva el viento.
Este es mi homenaje a este luchador, a este campeón nato que venció muchas batallas de la vida y que ha puesto en el deporte toda su esperanza de un nuevo horizonte, una nueva carretera y 100 km por recorrer.

Pensamientos en la carretara

Hoy llueve, el día está gris, como otros tantos desde que empezó la crisis. ¡Qué más da! Un chubasquero, bien encajado, y salir a correr buscando un objetivo, unas zancadas más que hagan olvidar las facturas, una brizna más de aire en el rostro que mitigue la fatiga y los malos pensamientos. Hacer deporte le relaja y le desconecta de todo.
La carretera va avanzando, sin destino fijado. Los duros senderos restallan en las piernas, castigando la resistencia y llenando de fatiga el espíritu. Atrás quedaron los nubarrones pero todavía queda un buen trecho y la cabeza se detiene por unos minutos, mareada de darle vuelta a lo mismo. Concentración, deporte y 100 kilómetros por delante para detener el reloj en una nueva marca, para echarle un pulso a la vida. Algún día pasará la tormenta.
José Luis sigue adelante con estoicismo, con la recia manera de entender el camino, con la pasión deportiva del que lo da todo en la carrera y no sabe, realmente, si tendrá suficiente para llegar a final de mes. Y, aunque apenas queda tiempo para las dudas, la distancia es demasiado larga y la mente, mientras se mantiene un ritmo constante, divaga sin querer. El mañana está por venir.
Temporal duradero que lo está poniendo a prueba pero la vida ya lo ha tentado varias veces y ha salido victorioso. Tiene que seguir, tiene que bajar el crono, tiene que ser constante, tiene que llegar a la meta. ¡Jamás se rendirá!
 cano maraton 2filipidesparadas.blogspot.com

Otro bache, otra prueba

Las zapatillas, con independencia de si son converse o puma,  se le caen de viejas y la prueba final se acerca. Apenas tiene dinero para pagar la cuota de inscripción y de verás que lo siente. Ante todo está su familia. Y a pesar de los premios conseguidos, de los retos superados y las pruebas ganadas, los homenajes han sido tímidos y, peor aún, los patrocinadores escasos. Se necesita mucho dinero para federarse, para competir en la alta competición y nadie le ofrece ayuda. Pero tiene que seguir corriendo.
Los kilómetros empiezan a pesar y le asalta la duda de siempre. ¿Qué hago? La última vez vendió papeletas para sufragar su viaje y su inscripción para la carrera. De nada sirve el galardón cuando nadie te facilita la labor; de nada sirven palmadas en la espalda cuando estás con una mano delante y otra detrás. Hechos y no palabras. Hoy las piernas están cansadas y la fatiga se siente en el corazón. Hoy los pensamientos andan cansados.
Ya superó aquel bache maldito y consiguó dejar el alcohol que le estaba destrozando. Aquella fue su mayor victoria, con tesón, esfuerzo y empeño. Como hoy, con esta lluvia que cala hasta los huesos. Y José Luis sabe que no queda más remedio que continuar, que la crisis pasará y que seguirá compitiendo por llegar antes, por ganarle al tiempo y superar la brecha. Es un luchador y jamás se detendrá.
 cano-mod-6 Arahal Información

A seguir corriendo

Le quedan pocos kilómetros, el tiempo ha quedado atrás, las penas se acercan de nuevo, la cruda realidad otra vez golpeará y de nuevo tendrá que hacer encajes de bolillos para ganar el jornal, para sacar adelante su casa, para pagar la hipoteca, para sentirse orgulloso de sus logros, para donar sangre, para buscar debajo de las piedras y para competir en carreras de ultrafondo.
Y los pensamientos volverán a quedarse en el camino, buscando salidas mientras se mastican los kilómetros, miestras se resienten las piernas. Grandes distancias de una vida repleta de retos y batallas, de acantilados y metas por superar. ¡Ojalá encuentre un patrocinador que le facilite la federación!. José Luis quiere seguir corriendo y, a pesar de todo, compita o no de forma oficial, nadie lo detendrá.
__________________________
Opino que nadie sobra en este mundo, por muchas pruebas y desmanes; lo que requiere cada ser humano es encontrar su lugar en él y nuestra labor es apoyarnos en este proceso de búsqueda, ser solidarios y facilitar el camino. José Luis ha encontrado el suyo, ahora sólo falta que alguien le ayude a continuar en él.
 
Si quieres saber más de José Luis Rodríguez Rodríguez pincha en estos enlaces:
cano-mod-2 Arahal Información
A %d blogueros les gusta esto: