Entusiasmo a raudales

Cada comienzo es complicado, lleno de incertidumbres y miedos. Las dudas planean sobre nuestros pasos, lastrando ilusiones y poniendo trabas. Pero la vida es así, dura y apasionante a la vez. El entusiasmo que sientes, esa energía que te mueve, te llevará por la senda del éxito, disfrutando de cada instante como si fuese el último. Nunca puede faltarte la ilusión por empezar algo nuevo, por descubrir veredas escondidas y tesoros ocultos.

En este año que comienza te deseo que vivas intensamente los regalos del presente, pues cada día es una oportunidad para demostrar lo que vales. No la desaproveches: respira, ama, siente, apasiónate, aprende, descubre, cocina, dibuja, crea, imagina y besa intensamente cada segundo de tu existencia. Tu actitud marcará el rumbo de tu nave y sabrás afrontar con valentía los temporales.

Ilusión en la mirada

Nunca te rindas, nunca dejes de caminar y de buscar tu objetivo. Deja las excusas de lado y construye puertas para conseguir lo que anhelas. Que el miedo no te paralice ni te impida progresar. Recupera la fuerza de aquel niño que un día fuiste y aprende a patinar de nuevo.

Te deseo un año repleto de alegría, entusiasmo, felicidad, amor, salud, esfuerzo, recompensas, osadía, valentía y constancia. Para que disfrutes de tus pasos y jamás tires la toalla. Nunca pierdas la fe en tus posibilidades porque, por si aún no lo sabes, ERES IMPORTANTE, ERES ÚNICO. ¡Demuéstralo!

¡Feliz 2017!

A %d blogueros les gusta esto: