Era la primera vez que acudía a una charla de ese tipo. Llevaba tiempo sin trabajo y su esposa le había aconsejado que acudiera al centro para conocer a otras personas en la misma situación, además de aprender las tendencias laborales del momento. El mismo reconocía que estaba obsoleto pero no sospechaba hasta qué punto.

 

Se sentó cómodamente a la espera de que el ponente diera paso a su conferencia. Tenía cierta inquietud por averiguar los secretos del mercado de trabajo y saber en qué estaba fallando. Necesitaba un giro radical.

 

Una persona joven y bien parecida, que estaba preparando el proyector para la ocasión, dio comienzo a la disertación:

 

  • En la actualidad el personal branding marca tendencia para ser influencer y tener muchos followers. Así los nedhunter podrán ficharte en Linkedin o Youtube. Ocupaciones como Management, Outsourcing y coaching están en boga y debemos tener feedback para, incluso, estudiar la opción del coworking y responder a las expectativas.

 

Con cara de circunstancias, extrañado por todos aquellos términos, se levantó de inmediato y se dispuso a marcharse. El joven conferenciante lo vio y le preguntó:

 

  • ¿Le pasa algo amigo? ¿Se siente indispuesto?
  • Es que creía que esta conferencia trataba sobre cómo buscar empleo.
  • Así es, de eso voy a hablar.
  • Pues entonces –decía mientras salía por la puerta: necesito antes un curso intensivo de inglés.
A %d blogueros les gusta esto: