Más de uno habrá identificado la frase lapidaria que Dori le dice a Marlin en la famosa película “Buscando a Nemo”. En esta película infantil, un pez payaso, venciendo todos sus miedos y prejuicios, va en busca de su hijo capturado por unos buceadores. Todo lo salva y nada le detiene. Es una cinta repleta de valores, superación, esfuerzo y entusiasmo para afrontar los avatares del destino y conseguir llegar a la meta. Y esa amiga loca y olvidadiza hace un papel fundamental al recordar los detalles importantes y lo sencillo del camino por descubrir. ¡Os la aconsejo!
 
www.moviefail.com
 

Cuando la Suerte te abandona…Sigue Nadando

Pero también, esta película es un simil perfecto de la vida, la cual transcurre ante nuestros ojos, dispuesta a rompernos el corazón una y otra vez. Es así, irremediable. Pero, ante este panorama, debemos estar dispuestos a caminar, a seguir nadando aunque todo se vea negro, descubriendo nuevos caminos, maneras, alternativas y oportunidades. Nadie nos va a asegurar nuestra protección o salvación o el éxito, pero si no empezamos algo con brío, determinación e ilusión, mal comienzo.
 
Y sí, a pesar de todos los tropiezos, zancadillas, traiciones, lágrimas y piedras, debes seguir soñando, caminando, nadando, construyendo, creyendo y buscando tus anhelos. Porque si no sueñas, si no amas, si no exploras o investigas con ilusión ¿qué clase de vida estás viviendo? La estás desaprovechando completamente, perdiéndote en lamentos inútiles y falsas apariencias. La vida continúa, contigo o sin ti, y si no te montas en ella te perderás esos pequeños detalles que, a veces, nos ofrece como un regalo.
Así que, no tengas miedo de vivir, el mundo te tumbará pero debes afrontar los golpes y seguir adelante con ilusión. Sigue nadando, caminando y nunca te detengas. ¡Debes seguir soñando! con esa fuerza portentosa que tienes en tu interior y que es capaz de conseguir los hitos más importantes. ¡Cree en ti! quit!
 
Y si te ves sólo, sientes que la suerte te abandonado o te has vuelto a caer, acepta la situación, levántate con fuerza, aprende de los errores y sigue nadando, cueste lo que cueste. Al final llegarás a tu destino. ¡Lo imposible es aquello que no intentas y sólo tarda un poco más!
 
http://gammapsicologos.blogspot.com.es
A %d blogueros les gusta esto: