A veces, la vida nos sorprende con historias para el recuerdo, con momentos para sacar a pasear la sonrisa y admirar la fuerza que puede tener el ser humano. Y la historia de Adrián Martín Vega, este niño malageño bien merece ser transmitida. Adrián,  a pesar de sufrir hidrocefalia y malformaciones congénitas, se ha sumergido en la música y ha conquistado a todos con su dulce voz. Un disco lleno de vida, una meta conquistada, una ilusión como balsamo para seguir caminando y una constante sorpresa para los que lo escuchan. En definitiva, es un regalo para los sentidos.

En los últimos días se buscan muchos sus vídeos y se lee su historia de entusiasmo por la música. Esta carrera se se verá culminada en la próxima edición de los Grammy Latino donde Adrián, con tan sólo 11 años,  está nominado como mejor vocalista tradicional. La música como terapia, como consecución de logros, como adrenalina para disfrutar del camino.

Qué Bonito

Con la canción “Que Bónito” de Rosario Flores, cantada junto a su hermana, empezó todo. Aquí os dejo el video para que disfrutéis y se os ponga los pelos de punta:

 

Fuerza, entrega, ganas de vivir y entusiasmo por la música. Ingredientes que le confieren un halo mágico para seguir dando pasos. Ese el camino. Aquí os dejo otro vídeo de Adrián Martín con la canción “Luces de Bohemia”. Una maravilla que hace que el alma de un respingo:

Y acaba de sacar un disco lleno de ilusión que se titula “Lleno de Vida”, como el pregona con su voz, donde colaboran muchos artistas consagrados. Todo un éxito de Vida para este joven cantante que tiene ganas de seguir disfrutando de la música. Aquí os dejo el primer single del disco de Adrián Martín, cantado maravillosamente con India Martínez. Espero que os guste.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: