Puedes hacerlo

No me gustaría sonar aburrido ni tópico cuando grito a los cuatro viento que ¡tú puedes conseguir lo que te propongas! pero es VERDAD, sin lugar a dudas. Cuando iniciamos un camino, nos parece que nunca vamos a llegar y la distancia se nos hace eterna en el envés de nuestra mente, llena de obstáculos y cadenas. Nosotros marcamos los límites y fronteras.

Cuando un deportista desea correr un maratón, una de las pruebas atléticas más exigentes, se prepara a conciencia, duramente, sometiendose a un entrenamiento específico para conseguir su reto, su meta, su sueño. ¿pretendes conseguir las cosas como el que ve llover?. No es ese el sistema y lo sabes, el esfuerzo, la dedicación, la rutina, la constancia y la perseverancia, te colocarán ante tu destino más propicio, te allanarán el camino y conseguirás SONREIR.

Todos, alguna vez, hemos empezado de cero en unos estudios, en un trabajo, en un proyecto, ¿te has rendido? ¿te has dado por vencido? No lo creo. Nuevos empleos en los que aprender, cursos en los que crecer y personas con las que florecer. Siempre con la inquetud sonriente del que quiere saber algo nuevo.

Roosvelt decía: “Siempre que te pregunten si sabes hacer un trabajo, contesta que sí y ponte enseguida a aprender cómo se hace

¿Qué estás dispuesto a hacer para conseguir tus propósitos? d

¿Acaso a un médico no le cuesta terminar la carrera y pasar su primera consulta? ¿acaso al periodista no le cuesta dar su primera noticia en la radio? ¿acaso al pintor no le cuesta que la gente conozca sus cuadros? ¿acaso al músico no le cuesta vender su primera canción? Todos piensan en su éxito personal y profesional, e iniciaron un camino largo pero que les llevó a su meta.

Todos tenemos proyectos y anhelos, un camino por hacer y cimas que alcanzar. Hazte una pregunta: “¿QUÉ ES LO QUE REALMENTE TE GUSTA? y ¿QUÉ ESTÁS DISPUESTO A HACER PARA CONSEGUIRLO?”


Te dejo el video que han grabado los alumnos del último curso de Medicina de la Universidad de Sevilla, un video en retrospectica que se lo dedican a ellos en el pasado, dándose ánimos y recordando el esfuerzo (¡qué merece la pena!). Puede servir para todos los que inician algo y se desanima. ¡Puedes hacerlo!

Ya lo sabes, nunca dejes de hacer camino y de lucha por tus sueño. ¡FELIZ FIN DE SEMANA!

A %d blogueros les gusta esto: