Nombres como ZARA, LEVIS, HERMES, CORTEFIEL, SONY, FORD, DIOR, NIVEA o productos como el IPHONE 6S, el IPAD PRO y la XBOX tienen su propio sendero marcado, su propia marca trazada y se venden simplemente con su nombre. Han marcado tendencias, son Marcas. Además existen cientos de iconos y frases que se nos aparecen a diario y que los asumimos como normales, integrados en nuestro intelecto, y que los identificamos con palabras como calidad, garantía, satisfacción, versatilidad, bienestar, sabor intenso o chispas de la vida. ¡Haz la prueba y piensa en una marca, en un símbolo o en un eslogan! Seguro que tienes más de uno.
 
Buscamos estas marcas directamente, ya han hecho su trabajo de antemano para atraernos. Se identifican por algo en concreto y por eso las queremos, vamos a ellas como las abejas a la miel. Y de esa manera tienes que actuar tú. Sabes que vales mucho, que dominas materias importantes, que la persona que cuente contigo jamás se arrepentirá pero tienes que saber venderte, tienes que saber llegar a los demás para crear esa dependencia, esa necesidad y esa curiosidad por contar contigo. ¡Tú marcas la diferencia! Manos a la obra.
 
 
 
En el mundo laboral actual, en lo que se refiere a la búsqueda de empleo, la MARCA PERSONAL es muy importante. Lo que se trata es que el reclutador te localice, te busque y te encuentre. No se trata de buscar empleo sino que el empleo te encuentre a ti y por esto tienes que empezar a actuar. Pon todos tus sentidos en ello y como inicio tienes que hacer un ejercicio poderoso de autoconomiento, un análisis pormenorizado de tus puntos fuerte, competencias, habilidades, destrezas, aptitudes y conocimientos. Con ello podrás concretar tu ámbito de movimiento, la materia que dominas.
 
Actúa con coherencia, sabiendo lo qué quieres de antemano, teniendo un objetivo y moviéndote en esos entornos. Las personas que te rodean tienen que saber a lo que te dedicas, el sector en el que eres experto y las necesidades que cubres. Tienes que estudiar las puertas a las que puedes llamar y los huecos que puedes cubrir. La reputación digital va de la mano de esa imagen que estás creando, de esa marca personal que estás generando para el público. ¿Qué es lo que quieres que los demás vean de ti? ¿Estás satisfecho con ello? ¿Quieres cambiar algo? ¿A qué esperas?
 
 
El networking es muy importante para conocer, relacionarte y que te conozcan. También, y lógicamente, si quieres estar en el mundo y que el mundo te identifique, en la actualidad no hay mejor manera de hacer y consolidar MARCA que utilizar las redes sociales. Está demostrado que después de Linkedin, twitter en la red social más utilizada para buscar empleo. ¿Tienes perfil en Twitter? ¿Y en linkedin? Actúa, muévete y ve construyendo tu marca. Investiga, vende lo que quieres que los demás vean, se coherente con los conceptos y contenidos, comparte, ten actividad, da primero para después recibir. Intenta llegar al mayor número de personas. Vende tu imagen para que, al final, te busquen sin necesidad de que tú busques.
 
Existen nuevos conceptos como TWESUME (currículum en twitter – en 140 caracteres), Personal Branding, reputación digital, Marca personal, empleo 2.0. y 3.0, etc… ¿A qué esperas? Investiga, lee, observa, saca lo mejor de ti y aprovéchalo. ¡VALES MUCHO Y LO SABES! AHORA, ¡A VENDERTE! ¡TÚ MARCAS LAS DIFERENCIA!
 
 
A %d blogueros les gusta esto: