Una actitud ante la vida, un guiño de entusiasmo, momentos para disfrutar con una sonrisa

El día que no sonríes es un día perdido

Dicen que la cara es el espejo del alma y qué mejor traje para vestirte a diario que una sonrisa luminosa, un gesto de colores que de luz a tu mundo y, además, sea tan agradecido y contagioso. Y es cierto, aún sin ganas, aunque tengamos un día oscuro, debemos mirarnos al espejo y forzar la línea curva de nuestros labios. Nunca debemos olvidarnos de sonreír porque, tal y como decía Chaplin, el día que no lo haces es un día perdido. Así que sonríe, que la vida te está mirando.

La sonrisa es terapia, es energía que sube desde tu interior para fraguar tu potencia y descubrir un mundo lleno de oportunidades. La sonrisa es alegría y serenidad, fortaleza y templanza, ganas de vivir y entusiasmo. Sonríe, sonríe siempre, aunque sea una sonrisa triste, porque más triste que una sonrisa triste es la tristeza de no saber sonreír.

 Por circunstancias del camino o el ritmo de vida que llevamos, hemos metido la sonrisa en un desván polvoriento, bajo llave. Caminamos ausentes de todo y cobijados en gestos grises y serios. Somos sombras en la calle que ni miramos a la gente. Vivimos perdidos y agobiados. Pero la sonrisa debe formar parte de nuestro ser, porque es el hálito de esperanza y el bálsamo refrescante de nuestro espíritu. Y por eso no debemos olvidarnos de sonreír. Si no sonreímos, el corazón se pudre y se nos cae el alma a pedazos. La sonrisa es el gesto más hermoso que existe, ilumina más que el sol y encima es gratis. Así que sonríe, sonríe siempre y disfruta sonriendo.

El día que no sonríes es un día perdido Clic para tuitear

La sonrisa es algo único en el ser humano

La vida te ofrece detalles cotidianos que son maravillosos e imperfectos a la vez, momentos mágicos que no sabremos disfrutar si no la miramos sonriendo. La sonrisa es una actitud ante el camino, una forma de actuar y decir abiertamente que estas feliz de seguir caminando y vivir un día más, saboreando el ahora. Tu sonrisa es necesaria para sentirte bien y compartir ese estado. Y encima se contagia. Si miramos al espejo con una sonrisa, este nos la devuelve y esa es la actitud sonriente que debemos tener ante todos para que el mundo nos devuelva la sonrisa. Sonríe, sonríe siempre.

Dalai Lama decía: “Considero una sonrisa como algo único en el ser humano. Una sonrisa es también una poderosa comunicación. Una sonrisa sincera es la expresión perfecta del amor y la compasión humanas”. Con esto quiero decirte que tienes el poder de comunicarte mediante algo único, algo mágico e insuperable: Tu Sonrisa. Así que vive con entusiasmo y sonríe a la vida.

¿Por qué la sonrisa inocente de un bebé puede arrancarnos la mas tierna de nuestras sonrisas? ¿Por qué puede cambiar ese gesto a tanta gente triste y seria? Shakespeare decía: “Es más fácil conseguir lo que se desea con una sonrisa que con la punta de la espada”. La sonrisa es el símbolo universal de las buenas costumbres, la educación y la amistad. Señal de buen entendimiento y mejor talante, excelente ánimo y buena disposición. Comunícate con tu sonrisa y, al final, recogerás los frutos. Sé generoso y ofrece tu sonrisa a los demás.

La sonrisa no cuesta nada y lo puede todo Clic para tuitear

Kazu end

Kazu end

La sonrisa lo puede todo

Cuando sonríes se abre ante ti una paleta de colores, se muestra la puerta de la esperanza y podemos empezar de nuevo, siempre caminando. Como dice un amigo: “A caminar sonriendo y a sonreír caminando”. Gandhi dijo:

“Una sonrisa no cuesta nada y produce mucho;

enriquece a quienes la reciben, sin empobrecer a quienes la dan.

No dura más que un instante, pero su recuerdo a veces es eterno.

Nadie es demasiado rico para prescindir de ella.

Nadie es demasiado pobre para no merecerla.

Da felicidad en el hogar y apoyo en el trabajo.

Es el símbolo de la amistad.

Una sonrisa da reposo al cansado.

Anima a los más deprimidos.

No se puede comprar, ni prestar, ni robar, pues es una cosa que no tiene valor, hasta el momento en que se da.

Y si alguna vez se tropieza con alguien que no sabe dar una sonrisa más, sea generoso y dele la suya, porque nadie tiene tanta necesidad de una sonrisa, como el que no pude dársela a los demás”.

Nadie tiene tanta necesidad de una sonrisa como el que no puede dársela a los demás Clic para tuitear 

Toma nota de estas palabras y viste tu rostro con una sonrisa. Sonríe, sonríe siempre, que es una energía barata y potente. Sonríe a todo el mundo porque una sonrisa no cuesta nada y lo puede todo.

A %d blogueros les gusta esto: