En estos momentos aciagos toca transmitir sonrisas para el camino oscuro que estamos atravesando, toca buscar esos buenos momentos y detalles únicos para inyectar entusiasmo y reverdecer el alma. Y es aquí donde me pienso volcar.

Por eso hoy destaco esos gestos desinteresados y voluntarios de la gente anónima, para contrarrestar los efectos negativos del nefasto coronavirus. Ya sabemos de las hazañas de sanitarios, fuerzas de seguridad, cajeros, reponenores de supermercados y camioneros. Toda España lo sabe y se lo agradece con aplauso a las 8 desde los balcones. Pero siempre hay algo más.

Codo a codo, colaborando y poniendo lo que se tiene se llegará lejos. Pequeños empresarios que donan lo que tienen a costa de ver mermar su negocio, agricultores que ponen su maquinaria a funcionar para desinfectar las calles, monjas que hacen mascarillas, informáticos que hacen respiradores con impresoras 3D. Y así muchos más.

Pero hoy traigo el caso del Hotel Restaurante El Hacho, en Lora de Estepa – Sevilla. Que, como homenaje a los camioneros, que no descansan y son gladiadores de la carretera, ha dejado a las puertas de su restaurante (que permanece cerrado), una pequeña furgoneta cargada de comida y bebida para que cogan lo que necesiten sin contraprestación alguna.

Dicen que no pueden abrir pero sí apoyar por eso reponen todos los días los productos para que los camioneros se sirvan. Ellos, a cambio, cuando pasan, llegan o se van, tocan el claxon como agradecimiento. Podeís ver la noticia completa en este enlace: https://sevilla.abc.es/provincia/sevi-hotel-restaurante-hacho-lora-estepa-ofrece-camioneros-comida-y-bebida-gratis-24-horas-202003241612_noticia.html

Ya veis, gestos cargados de solidaridad, codo con codo, remando juntos para salir de esta mar embrabecido. Y serán muchos y veremos muchos. Este no será el primero ni el último que os cuente para poner ese rayo de esperanza en el horizonte. Porque, al final, #todosaldrábien

Mientras tanto #quédateencasa

A %d blogueros les gusta esto: