Vitalidad a raudales

Emoción, vitalidad, kilómetros recorridos y ganas de disfrutar de la vida, aunque sea sentado, contemplando la suerte o corriendo tras ella, visualizando el entusiasmo y haciendo encaje de bolillos con la sonrisa del viento. Carros de fuego en el alma, corazón enaltecido y un espíritu indomable para doblar la rodilla del miedo y decir, a viva voz: ¡Estoy vivo!.

Nada de zozobra, nada de descanso, nada de lágrimas saladas ni lástima impostada. La vida es un regalo, a veces envenenado, pero un regalo que debemos aprender a disfrutar, a gastar, a vivir, a dibujar pues se pierden los vales descuentos y el tendero no te da más oportunidades para renovarlos.

La vida es eso, intentar, caerte, levantarte y ver un nuevo amanecer con el traje de los domingos y las alpargatas de estar por casa. La vida es alegría y valor, osadía y voluntad, esfuerzo y razones para no caer en el desánimo cotidiano. La vida es tener miedo a volar pero intentarlo, lanzarte al vacío y gritar a los cuatro vientos que sientes, que amas, que corres y que vives.

Lo que cuenta es disfrutar

En esta carrera diaria, con obstáculos sobrevenidos y zancadillas traicioneras, lo importante es disfrutar de lo que haces, de lo que construyes, de lo que proyectas. Haces camino con tus pasos robustos, lanzado hacia la gloria, hacia el recorrido perfecto de tu vida. Y nadie te para, nadie te detiene en tu espíritu jovial y valiente. La negatividad no te vence y solo piensas en reír, en saborear el día a día.

¿Y por qué no? ¿Y por qué no puedes lograrlo como cualquiera? Tan sólo tienes que empezar, querer y poner toda tu voluntad. No hay obstáculo que te detenga cuando tomas la determinación de conseguir tus metas.

Así, cuando veo la desgana del mundo, cuando me desayuno con actitudes apáticas y vacías de entusiasmo, cuando me encuentro con jóvenes que lo dan todo por perdido , teniendo toda una vida por delante me pongo las manos a la cabeza y pienso en los valientes del sendero, aquellos que no se rindieron y se dispusieron a disfrutar.

Carros de Fuego

Y la Asociación Carros de Fuego puede dar fe de esta sintonía, de estos casos únicos de esperanza, vitalidad y energía positiva que pueden dar fe de lo que es disfrutar y pasarlo bien. Y el ejemplo cercano lo tenemos en Cristian, un joven sevillano que participará, junto con nueve compañeros con diversidad funcional, en la XXXI Carrera Nocturna de Sevilla. Sin barreras, sin ataduras, sin piedras. Nada le detiene, nada le puede, todo lo emociona y la vida lo envuelve. Esa es la actitud.

Enhorabuena a Cristian y a todos sus compañeros. Enhorabuena a la Asociación Carros de Fuego por la iniciativa de ayudar a vivir la vida. Enhorabuena a los que se sienten vivo y desean disfrutar de la vida. Porque lo que importa es VIVIR.

Reportaje sobre Cristian y Carros de Fuego en abc: https://sevilla.abc.es/deportes/sevi-cristian-carro-fuego-ilumina-xxxi-kh-7-nocturna-sevilla-201909190740_noticia.html

Para saber más sobre Carros de Fuego: https://carrosdefuego.org/

A %d blogueros les gusta esto: