Resiliencia y superación

Sigo buscando sonrisas en este camino que es la vida, sonrisas tras tropezones ciertos, tras caídas al vació y errores de bulto, que marcan nuestros pasos por el sendero de los recuerdos. Sí, sigo buscando sonrisas, matizando gestos alegres y haciéndote ver que la VIDA puede ser maravillosa, ingente cantidad de momentos gloriosos por VIVIR, disfrutando de una FELICIDAD ganada a golpe de entusiasmo y SUPERACIÓN. Y aquel cáncer me dio la oportunidad de valorar los pequeños detalles del camino.
 
El otro día vi a una amiga que acaba de superar un cáncer. Indudablemente lo ha pasado mal, muy mal. Según me confesó, ha tenido momentos que creía que no podría aguantar. Pero el coraje, las ganas de vivir, la superación a los males que nos rodean y, como no, el rápido avance de la medicina, han transformado su espíritu en un poderoso catalizador de la vida, en un dechado de virtudes, vivencias emprendedoras, ilusiones y fuerza. Y sobre todo, mi amiga ha comprendido que el tiempo, NUESTRO TIEMPO, ES LIMITADO, que los momentos amargos nos sobrevienen sin llamarlos por lo que tenemos que sobreponernos a toda caída, a todo fracaso, a todo handicap que nos entorpece al caminar. LA SUPERACIÓN DEBE ESTAR PRESENTE EN CADA MOMENTO de nuestro caminar, ya que nunca sabes cuando una dura piedra taponará tu itinerario. 
La energía con la que hablaba mi amiga me embargo en un bienestar sonoro que iluminó mi cara y cargó de sonrisas mi rostro. Me dijo:
 
Ha sido dura la batalla pero ha merecido la pena; me siento más viva que nunca y aprovecharé cada instante que tengo para APRENDER, BUSCAR, INVESTIGAR, DISFRUTAR, SUPERARME Y SEGIR ESCALANDO LA MONTAÑA DE LOS AÑOS.
 
La emoción me embarga al conocer de estos casos y la sonrisa despierta de repente. Por supuesto que recordamos a seres queridos que no pudieron superar este abismo pero no será porque no lo intentaron. Nunca debemos cesar en nuestros empeños, por muy mal que pinte el horizonte. Si nos abandonamos, nuestro espíritu se marchita alejado de toda conciencia.
 
Pero también tenemos, a nuestro alrededor, personas que se levantaron contra este muro y lo flanquearon. Conocidos, famosos, anónimos y héroes que plantaron cara a la adversidad para salir victoriosos. NO TE RINDAS NUNCA.


Yo también superé el cáncer

La vida es un camino y como tal debemos pasarlo, caminando a nuestro ritmo, disfrutando, despertando pasiones, aprendiendo, amando y superando grietas que, de un modo u otro, saldrán: enfermedades, desempleo, dinero, amor, tristeza, empresas ruinosas, etc. Sin una visión nueva, afrontando estos escollos, no superaremos las barreras y nos quedaremos estancados. Nos olvidaremos de VIVIR, y vivir implica aceptar todo lo que nos tiene reservado el destino.
 
Algunos dirán que puedo ser frívolo hablando de estos temas o que no vienen a cuento pero, nada más lejos de la realidad. Con 15 años, el cáncer llamó a mi puerta haciendo temblar los cimientos de nuestra cordura. Aunque fui sufridor en primera persona, nunca olvidaré la abnegación y la lucha de mis padres, y del resto de mi familia, por mi mejoría, dándolo todo por mi recuperación, sembrando de plegarias y suplicas cada rincón de la casa, amén de las lágrimas calladas que no se veían.  Por eso considero que todos soportamos estoicamente aquella dura prueba y con el ánimo a flor de piel, aguantamos chaparrones, duros tratamientos,  soledades y desencuentros. Pero al final, después de cada tormenta, por muy cruda que sea ésta, sale el sol y el gran astro, con la energía que le caracteriza, iluminó mi sendero, un CAMINO LLENO DE POSIBILIDADES, de vida, de magia, de hijos y de una familiar maravillosa. De sueños por cumplir y cumbres por alcanzar, de metas, de ojos que miran al cielo, de FELICIDAD Y DE SONRISAS. 
 
Con este post quiero colaborar con el día internacional contra el cáncer de mama. POR ESAS MUJERES, LUCHADORAS INNATAS, EJEMPLOS DE SUPERACIÓN Y ENTREGA. ¡ÁNIMO y NO TE OLVIDES NUNCA DE SONREIR A LA VIDA! ¡TÚ PUEDES CONSEGUIRLO!


 

A %d blogueros les gusta esto: