Contactos y algo más

Contactos, Marca Personal, Currículum infográfico, Redes Sociales, Cazatalentos, portales de empleo a porrillo, metabuscadores, encajes de bolillos y malabares laborales para conseguir un puesto de trabajo, una salida honrosa, un camino por andar o una mochila segura colgada en tus hombros.

Es un caos absoluto, una selva en la que nos zambullimos con la esperanza puesta en el futuro. ¡Claro que nos adaptamos a lo que venga!, intentamos experimentar con nuevas alternativas y muchas veces, sin pretenderlo, actuamos como elefantes en cacharrería o como peces fuera del agua. Toda una odisea.

Pero cada vez tengo más claro una cosa: Que la suerte es un factor que influye, aunque la busques, aunque te mates a trabajar. Tienes que estar en el sitio justo en el momento preciso y no siempre es así.

  • ¿Qué quieres decir con esto Carlos? ¿Qué no vale nada de lo que hacemos? 
  • No, claro que vale, pero son muchos los palos que recibes a lo largo del camino.

Inspiración de combate

Pablo Picasso decía que “La inspiración existe pero te tiene que pillar trabajando”. En un pintor, escritor o músico esa máxima puede resultar alentadora porque viven de eso y en un momento determinado dan con la tecla pero en un buscador de empleo, la desesperación puede jugar malas pasadas pues te hartas de buscar trabajo, por miles de medios, y no consigues resultados.

  • ¡Vaya ánimos estás dando!.
  • No, voy a matizar mis palabras.

Lo que digo que no es lo mismo utilizar los contactos en un pueblo que en Madrid; el boca a boca en un sitio o en otro; utilizar la marca personal en una aldea que en una capital, por muy buena conexión a internet que tengas. No es lo mismo el CV infográfico en la tienda del pueblo que en Barcelona, ni los cazatalentos, ni las redes sociales…. Cada uno tiene su sitio, su lugar y su estado.

Por mucho que te empeñes en cultivar tu marca personal en tu pueblo, alejado de las grandes capitales, apenas conseguirás arañar algo positivo, tan sólo alentar los cotilleos de los más osados en las redes sociales. 

Siempre intentándolo

Intentas cosas pero no salen y al final, cuando todo lo tienes perdido, es un amigo o conocido que se acuerda de ti, sin tan siquiera haberle entregado el CV. ¿Casualidad? No, estar ahí, en el sitio justo, en el momento preciso de la vida. 

Lo mismo has entregado miles de candidaturas, has llamado a multitud de puertas, a investigado mercados, has intentado empezar por tu cuenta, has probado dar el salto en las redes y en eso, tan cacareado y encumbrado, de la marca personal. Al final resulta lo más sencillo y lo más cercano. 

Porque no es oro todo lo que reluce ni son las nuevas tendencias la panacea del mundo laboral. No todo el mundo puede encontrar trabajo a través de la Marca Personal o de las Redes Sociales como nos han hecho creer. Hay gente que vive de ello y yo las admiro pero no todo el mundo puede como no todo el mundo puede ser Pablo Alborán o Messi o Dalí o Velázquez.

Seguid el camino

No te encasilles en algo, tienes tu camino, el tuyo propio. Síguelo y cree en tus sueños, en tu instinto. Puede que persistas en algo y no consigas nada, a lo mejor es momento de plantearte ver el mundo desde otra perspectiva o reflexionar. Siempre es positivo hacer una pausa y pensar en lo que de verdad importa.

Los trenes pasan pero tienes que estar en la estación para cogerlos. Y muchas veces, el primero que coges, sin saberlo, te lleva al mejor destino del mundo. Porque la suerte también influye.

A %d blogueros les gusta esto: