Eres especial, eres importante

Siempre he mantenido, y seguiré manteniendo, que cada persona tiene la capacidad de hacer algo especial, algo realmente bien o de forma extraordinaria. A veces necesitamos un empujón para darnos cuenta de esas cualidades ocultas, de esas competencias innatas que nos tienen que servir para lograr lo que anhelamos, para llegar a nuestras metas. ¿Te atreves a intentarlo? Primero tienes que realizar un potente ejercicio de autoconocimiento y control.

Las competencias son las capacidades que tienes y con las que puedes hacer o pensar algo que sólo tú puedes. Algo que te viene dado pero que, aunque te venga de la cuna, tienes que dar lustre, tienes que entrenar y sacar a la luz. Tales competencias puedes ser conocimientos, habilidades, destrezas y valores que te llevan al buen desempeño de una actividad concreta. ¡Eres capaz! Tan sólo tienes que creer en ti porque hay algo en tu interior tan grande y especial que es capaz de vencer a cualquier obstáculo.



No seas negativo, tú vales mucho

El mayor enemigo de estas competencias eres tú, tu propia negatividad, la comodidad que sientes al tumbarte en la tranquilidad de tu  zona de confort. Ten por seguro que la magia que puedes realizar con tus competencias sólo ocurre fuera de esa zona, lejos de toda comodidad. Y nadie, absolutamente nadie, podrá hacer realidad tus sueños. Tu ACTITUD forma parte de tu competencia porque operas con ellas. Sin actitud, no hay nada.

Y ahora te pregunto ¿cuales son tus competencias?. Tus competencias son una mezcla de  tu personalidad, los conocimientos que posees, las habilidades profesionales y las capacidades personales.  Es una unión entre el saber o conocimiento (motivación por seguir o deseo de aprender) y las destrezas y habilidades que posees. Mira esta relación de competencias e señala con las que más te identifiques, las que posees, en mayor o menor medida:

  • Motivación al Logro.
  • Conocimiento de uno mismo. Reconocimiento de propias capacidades.
  • Iniciativa. Resolutivo. Capacidad de decisión.
  • Optimismo.
  • Autorregulación.
  • Autoconfianza. Autoconcepto.
  • Flexibilidad. Adaptabilidad.
  • Empatía.
  • Liderazgo inspirador.
  • Conocimiento organizacional.
  • Gestión del conflicto. Resolución de Problemas. Dinamismo
  • Trabajo en equipo y colaboración.
  • Desarrollo del otro. 
  • Pensamiento analítico. Toma de decisiones.
  • Pensamiento sistémico.
  • Reconocimiento de modelos.
  • Búsqueda de información. Disposición al aprendizaje. Capacidad de observación.
  • Comunicación escrita.
  • Perseverancia.
  • Responsabilidad. Compromiso
  • Capacidad de escucha. Comunicación Verbal.
  • Persuasión. Tolerancia

Seguro que muchas cualidades o competencias se me quedan en el tintero, muchas de ellas inherentes al puesto de trabajo que has desempeñado, competencias transversales. ¿Se te ocurre alguna más? Haz un ejercicio de autoconocimiento con tranquilidad, mira lo que te gusta,  lo que se te da bien, con lo que disfruta, con lo que el tiempo parece que no corre. Es ahí dónde tienes que destacar que cualidades resalta más de ti. Observa los detalles de tu evolución, lo que te llama la atención, lo que te capta tus sentidos y con lo que sueñas. ¡Tómate tu tiempo y reflexiona! Estas competencias, bien utilizadas, te sacarán del pozo, te ayudarán en tu camino y te llevarán a la meta. El mundo va cambiando y necesitarás nuevas competencias o adaptar las que ya tienes. El que algo quiere algo le cuesta así que ten paciencia y camina en pos de tu destino.


No te quedes esperando, actúa, muévete y lucha por lo que te llena, te conmueve o te ilusiona. Las cosas grandes necesitan tiempo, trabajo, perseverancia y esfuerzo. Eres grande y tan sólo tienes que creer en tus posibilidades y en esas competencias que permanecen ocultas, escondidas y por descubrir.

Competencia, cualidad

No te pares, acepta el cambio que se produce en tu vida, sal de tu zona de confort y nunca dejes de aprender. El resultado final merecerá la pena.


A %d blogueros les gusta esto: