Trabajo en Equipo

Trabajar en equipo es una cualidad muy valorada, útil en los momentos de crisis y práctica para llevar a un grupo de personas hacia el éxito. Trabajar, codo con codo, con varias personas a la vez, sacando provecho y partido de cada punto es un valor que puede marcar la diferencia y que da la ventaja competitiva a la organización que se precie. 

Sumar eficazmente las habilidades y competencias individuales de las distintas personas que conforman el grupo es la clave para que la empresa o entidad sepa trabajar en grupo, cuestión esta imprescindible para alcanzar el éxito en cualquier proyecto. 

Las 10 cualidades principales

Muchas organizaciones no son capaces de trabajar en equipo, de beneficiarse de sus ventajas. Según los expertos en Recursos Humanos, las 10 cualidades que debe tener un profesional para trabajar en equipo son:

  1. Ser una persona flexible y adaptable.
  2. Tener dotes comunicativas.
  3. Ser empático.
  4. Saber escuchar
  5. Aceptar críticas
  6. Ser colaborador
  7. Tener sentido del compromiso
  8. Asumir responsabilidades
  9. Ser entusiasta
  10. Tener un enfoque a objetivos.

Para trabajar en equipo el líder debe bajarse al barro y remar al mismo tiempo que el resto de los miembros, saber escuchar, ponerse en el lugar de los demás, aceptar las críticas e, incluso el fallo de algunos para conseguir el bien común. Para trabajar en equipo se debe poner entusiasmo para lograr los objetivos, amén de asumir las responsabilidades de decisiones y errores. Todo encaminado al fin definitivo, al beneficio de todos.

Los erizos en la edad del hielo

Hay una fábula, con respeto al trabajo en equipo que me gusta mucho. Espero que os guste: 

Durante la Edad de Hielo, muchos animales murieron a causa del frío.

Los erizos dándose cuenta de la situación, decidieron unirse en grupos y trabajar en equipo. De esa manera se abrigarían y protegerían entre sí, pero las espinas de cada uno herían a los compañeros más cercanos, los que justo ofrecían más calor. Por lo tanto, decidieron alejarse unos de otros, dejando de lado el trabajar en equipo y empezaron a morir congelados.

Así que tuvieron que hacer una elección, o aceptaban las espinas de sus compañeros o desaparecían de la Tierra. Con sabiduría, decidieron volver a estar juntos buscando trabajar en equipo. De esa forma aprendieron a convivir con las pequeñas heridas que la relación con una persona muy cercana puede ocasionar, ya que lo más importante es el calor del otro. De esa forma pudieron sobrevivir.

Moraleja de la historia de Trabajar en Equipo:

La mejor relación no es aquella que une a personas perfectas, sino aquella en que cada individuo aprende a vivir con los defectos de los demás, admira sus cualidades y establecen un ambiente apropiado para trabajar en equipo.

Codo con codo

Codo con codo, como un equipo, aceptando los defectos de los demás, caminando unidos buscando el objetivo común; codo con codo, remando en el mismo sentido, tirando del carro, mirando por el beneficio común, colaborando masivamente y adaptándose a las circunstancias. Codo con codo, comprometidos y luchando contra las tempestades, sacando lo mejor de cada persona, asumiendo los errores y corrigiendo el rumbo si es preciso. El trabajo en equipo es fundamental si una organización o empresa quieren tener éxito.

A %d blogueros les gusta esto: