A pesar de los impedimentos, tu actitud ante la vida hace que consigas tus objetivos. Te puede faltar la vista, una pierna o un brazo pero nunca las ganas para continuar haciendo camino.

Tropiezos inesperados, furiosas tormentas en el horizonte, trabas de un camino que lo hace más traicionero aún pero, también, más apasionante. Caídas que sirven de estímulo para levantarse con más fuerza, para adoptar una actitud positiva y luchar por cambiar el destino. Porque lo único imposible es aquello que no se intenta y nuestros protagonistas, lo intentaron y lo hicieron.

David Suarez, un ciclista y su prótesis

Este joven sevillano, de Lora del Río, sufrió un accidente cuando regresaba a casa que le causó la amputación de una pierna. Deportista, amante del ciclismo y con una actitud valiente, desde el principio lo tuvo claro: comenzaba una nueva etapa para él y tenía que adaptarse pronto.

Se topó de bruces con la realidad ya en su casa, observando su bicicleta, y sufrió el duro momento de ser consciente de tu estado. ¿Seguiría practicando ciclismo con su grupo de amigos?. Se puso el traje de faena y se dispuso a seguir pedaleando.

Resiliencia y actitud positiva modelaron a este valiente de la carretera que tenía intención de seguir adelante y superar la tremenda prueba que le había puesto la vida. Y no sin trabajo ni esfuerzo. Como David dice: “Con trabajo y motivación, nada es imposible”.

Con trabajo y dedicación, nada es imposible

Escalones salvados, cimas superadas y la intención de llegar lo más lejos posible en el mundo del ciclismo. Menciones, premios y un objetivo claro: reunir los fondos necesarios para una nueva pierna ortopédica que le permita ser más competitivo en el ciclismo, para ser ciclista de élite.

Muchas asociaciones, pueblos y grupos volcados en su causa, motivados por su ímpetu y por sus ganas de vivir. Lleva una prótesis de movilidad reducida que pesa mucho pero aún así se monta en su bicicleta para tragar kilómetros. Busca un salto de calidad, en su ilusión por llegar lejos, de seguir pedaleando y conseguir metas.

David es un campeón de la vida que no se quedó quieto ante el revés que sufrió. Con una pierna menos se siguió montando en su bicicleta, saliendo con sus compañeros y participando en competiciones más duras. Héroe cotidiano que nos ofrece su ejemplo para superar los temporales. Él eligió seguir, otros se rinden en la arena del desánimo.

http://lorainformacion.com

http://lorainformacion.com

Rebekah Marine, la modelo con el brazo biónico

Rebekan es una joven norteamericana que nació sin el antebrazo derecho, lo cual le supuso un obstáculo, una piedra enorme para enfrentarse a ciertos desafíos cotidianos.

A pesar de esa traba, Rebekah ha aceptado todos los desafíos que la vida le ha propuesto, enfrentándose a ellos con valentía y siempre mirando hacia delante. Según dice: si no vence a los problemas por lo menos lo intenta. Nunca se queda quieta.

Tal es así que los 22 años, dispuesta a comerse el mundo, probó con una prótesis biónica nueva y desde entonces no le pudo ir mejor: ha debutado con éxito en el difícil mundo de la moda. Y ha conseguido abrirse camino a base de tesón, sacrificio y perseverancia, siendo referente para las personas que todo lo ven negro.

Para enfrentarse al mundo de la pasarela se armó de coraje y decisión, sin tenerlas todas consigo. Reticencias iniciales, obstáculos y miradas de soslayo en un escenario artificial. Pero hoy día, con su dedicación y motivación, nada tiene que envidiar a las top models del momento. Ya ha desfilado en New York, Los Ángeles o Boston.

La vida no es fácil pero siempre hay que intentarlo

Además de modelo, Rebekah es oradora motivacional, ayudando o inspirando a personas que tienen problemas y no saben cómo afrontarlos. Dedica sus esfuerzos en “Models of Diversity”, un grupo que ayuda a promover la carrera de las chicas que no encajan en el estereotipo clásico que impera en la moda, y en “Lucky Fin Project”, una entidad sin ánimo de lucro que ayuda a personas en su misma situación.

En su web dice: “Sé que no siempre es fácil creer que ser diferente puede ser bueno pero, por experiencia, te puedo decir que vivir la vida con un solo brazo me ha hecho ser una persona más fuerte, y estoy agradecida. Cada día es una oportunidad para inspirar a alguien. Así que no tengas miedo de ser tú mismo y demostrar al mundo que puedes hacer cualquier cosa que se te pase por la mente”.

 Rebekah es un ejemplo vivo de que los sueños tienen que perseguirse. Pero no es la única. Winnie Harlow, es la primera modelo con vitíligo o Madeline Stuart, es una joven modelo australiana de 18 años que tiene síndrome de Down. La vida nos pone a prueba y tenemos que aceptar el reto para seguir adelante.

Para saber más de Rebekah puedes consultar su web: www.rebekahmarine.com

http://mashable.com

http://mashable.com

Ya lo sabes: lo único imposible es aquello que no se intenta. Y con esfuerzo y motivación, no hay nada imposible.

A %d blogueros les gusta esto: