Feliz cumpleaños

Hoy estoy de celebración pues “Sonrisas en el Camino” cumple 2 años en su nuevo formato, un camino cuajado de esperanzas, nuevos retos e ilusiones que procuro compartir con vosotros para poner mi grano de arena en este mundo, a veces, demasiado gris y desvencijado

No sé si será casualidad o no pero el aniversario coincide con el día escolar de la No Violencia y la Paz. Bonitas y profundas palabras para que nos pintemos el rostro de entusiasmo y promulguemos, a los cuatro vientos: “NO A LA VIOLENCIA EN LAS AULAS”. Un movimiento que debe durar todo un año, toda una vida, para denunciar los abusos y esforzarnos para que reine la PAZ.

Paz añorada y deseada, paz voluble y maltratada. Paz quebradiza y utilizada. Paz engañosa y vilipendiada. ¿Cuántos adjetivos más he de utilizar para darnos cuenta? La paz es un bien por el que debemos caminar en hermandad, todos juntos, codo con codo, intentando hacer el bien y dejando de lado la violencia.

Amor y esperanza

El autor del principito, Antoine de Sait-Exupéry, nos legó una magnífica frase sobre la paz: Si queremos un mundo de paz y de justicia hay que poner decididamente la inteligencia al servicio del amor” y no podía tener más razón. La paz es un bien necesario en el que tenemos que poner todos nuestros sentidos para conseguirlo.

San Juan Pablo II dijo: “La paz es un don de Dios y, al mismo tiempo, una tarea de todos”. ¡De todos! Así que, como deseo de aniversario, soplando las velas del pastel, deseo que todos pongamos nuestro ladrillo en este muro consistente de la paz. Pongamos nuestra inteligencia al servicio del amor para obtener paz y erradicar de una vez por toda la violencia de las aulas.

¡Nunca perdáis la esperanza y que la paz sea con vosotros!

A %d blogueros les gusta esto: